Pido vientos en contra

25 05 2018

 

Uno de los autores intelectuales de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano.

 

Por Mercedes Rodríguez García (Periódico Vanguardia)
Temprano, en la mañana de este miércoles, le llegó la hora definitiva a un hombre que no merecía vivir, o quizá, nacer.
Pero la muerte —que no discrimina— fue condescendiente con él, le trató bien, se lo llevó longevo, atendido, y hasta donde puede estarlo un terrorista, tranquilo, sin haberse arrepentido del más abominable de sus actos intelectuales: la voladura de un avión de Cubana en pleno vuelo, el 6 de octubre de 1976. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




La estatura de Fidel

8 12 2017

Por Antonio Rodríguez Salvador

Si reza el adagio: “uno se mide por el tamaño de sus enemigos”; y si ese enemigo no es cualquier pandillero o matón de barrio, sino el más grande asesino en la historia de la humanidad: responsable de millones de muertes en todo el planeta, depredador nato, habituado a imponer sus caprichos en cualquier confín; dueño de las más sofisticadas armas y equipos y redes de espionaje y cuanto artilugio o sistema de dominación se pudiera soñar; y si ese odio que te profesa es tan ciego y perverso que no solo quiere verte reducido a polvo, sino también asesinar tu legado y ejemplo: por eso te difama y tergiversa y trata de ridiculizar lo que digas, donde quiera que lo digas, sea cuál sea la cosa que digas, pues cree que suya es la única palabra, y suyo también el oficio global de juez y fiscal y verdugo; y en nombre de ese poderío no solo trata de matarte una, o diez, o cien veces, sino seiscientas treinta y ocho: una cacería fanática por todo el mundo, año tras año, minuto a minuto, empleando para ello cuantos medios y mañas quepan en la imaginación; lo cual no ha sido su único empecinamiento, pues a esto habríamos de sumarle invasiones, amenazas nucleares, sabotajes, terrorismo, e, incluso, la pretensión de que sea tu propio pueblo quien te linche: verdadero objetivo del cerco económico con que aprieta la vida para que cunda la queja, el desánimo, el repudio, cosa que al final, también ha sido vana ilusión; grave menoscabo para quien se estima mano derecha de Dios; y si tú, Fidel, también nos enseñaste que vencedor no es solo quien derrota al adversario, sino quien sobre todo se supera a sí mismo: pues poderosa ha sido esa convicción tuya de que no hay fuerza capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas; dime entonces, Fidel, ¿a cuántos siglos de altura se eleva tu tamaño?: tú que fuiste al futuro y regresaste para contarlo, a cuántos milenios se encumbra, porque es en la historia que lo trasciende como mejor se mide la estatura de un hombre.

Fuente: http://www.lajiribilla.cu/articulo/la-estatura-de-fidel





El guerrero de la lucidez

16 08 2017

Moltó transita a otra dimensión. Y qué privilegio el de quienes le acompañamos en sus batallas porque el periodismo revolucionario no se deje arrebatar el filo y la seducción, la garra y la voz propia, sin mediaciones burocráticas

Por José Alejandro Rodríguez
Tras un combate frontal contra lo inexorable, Antonio Moltó Martorell partió a la galaxia de la memoria colectiva, impulsado por el cariño y la admiración de tantos periodistas. Se nos fue el guerrero, el líder formal e informal del gremio, para quedarse en la inspiración y el emprendimiento de muchas redacciones. En la cuartilla inconforme y el talante soñador.
Moltó transita a otra dimensión. Y qué privilegio el de quienes le acompañamos en sus batallas porque el periodismo revolucionario no se deje arrebatar el filo y la seducción, la garra y la voz propia, sin mediaciones burocráticas. Qué suerte haciendo radio y hablando claro con su voz señera. Qué bendición la suya, para que el compromiso político del periodista no desemboque en propaganda ni en apegos y mímesis institucionalistas. Lee el resto de esta entrada »





¡El paan… durooo y calenticooo!

12 04 2017

   Cada uno construye sus propias crisis  

¡El buen perro aquí…!

 

Un hombre vivía en la orilla de un camino y vendía perros calientes. Él no tenía radio, ni televisión, ni leía los periódicos, pero hacia y vendía buenos perros calientes.

Él se preocupaba por la divulgación de su negocio y colocaba carteles de propaganda por el camino, ofrecía su producto en voz alta y el pueblo le compraba.

Las ventas fueron aumentando cada vez más, él compraba el mejor pan y la mejor salchicha. También fue necesario comprar un carrito más grande, para atender a la creciente clientela y el negocio prosperaba. Su perro caliente era el mejor de la región.

Venciendo su situación económica inicial, él pudo pagar una buena educación a su hijo, quien fue creciendo y fue a estudiar Economía en la mejor universidad del país.

Finalmente, su hijo, ya graduado con honores, volvió a casa y notó que el papá continuaba con la misma vida de siempre y tuvo una seria conversación con él.

—¿Papa, usted no escucha la radio? ¿Usted no ve la televisión? ¿Usted no lee los periódicos? ¡Hay una gran crisis en el mundo! ¡Y la situación de nuestro país es critica!

Todo está grave y el país va a quebrar… después de escuchar las consideraciones de su hijo estudiado, el padre pensó.

—Bien, si mi hijo economista lee periódicos, ve televisión, entonces solo puede tener la razón…

Y con miedo de la crisis, el viejo buscó el pan más barato (más malo) y comenzó a comprar la salchicha más barata (la peor) y para economizar dejó de hacer sus carteles de propaganda.

Abatido por la noticia de la crisis, ya no ofrecía su producto en voz alta ni atendía con entusiasmo a sus clientes.

Tomadas todas esas precauciones, las ventas comenzaron a caer y fueron cayendo y cayendo y llegaron a niveles insoportables y el negocio de perros calientes del viejo que antes generaba recursos para que el hijo estudiara Economía, finalmente quebró.

Entonces el padre, muy triste, le dijo al hijo:

—Hijo, tenías razón, estamos en el medio de una gran crisis.

Y le comentó orgullosamente a sus amigos:

—Bendita la hora en que envié a mi hijo a estudiar Economía, él me avisó de la crisis…

Fuente: https://aprenderespanholesfacil.wordpress.com/2016/05/page/5/





Escritura adecuada de las cantidades monetarias

31 03 2017

 

Ante las frecuentes dudas que se plantean acerca de la escritura adecuada de las cantidades monetarias, se ofrece a continuación una serie de claves.

1. Con el nombre

• Cuando se menciona la moneda sin ir acompañada de una cantidad, se escribe con su nombre y en minúscula: «El dólar cayó hoy frente al euro, pero subió ante el yen».

• Si va con un número, este puede ir escrito tanto en letras como en cifras, o incluso en algunos casos con una combinación de ambos: «Investigan la circulación ilegal de billetes legítimos de 100 pesos», «Fue arrestado cuando les ofreció cien pesos a unos menores» o «Las sanciones representan más de 7 millones de bolívares».

• Forman el plural regularmente: 100 yenes japoneses, 25 rupias indias, 500 colones costarricenses.

2. Con el código ISO

• La organización internacional ISO ha establecido códigos de tres letras para todas las monedas, que se pueden utilizar como símbolos. Salvo en algunos usos técnicos, los códigos no resultan apropiados en general para mencionar en un texto la moneda en sí, sino que normalmente se usan acompañados de una cantidad escrita íntegramente en cifras (no en letras, ni mezclando cifras y letras: «25 USD», «256 789 EUR») o con una barra cuando se expresa la paridad entre dos monedas: «El EUR/USD cae tras el IPC de Estados Unidos».

• Aunque la propia ISO escribe el código tras la cifra, en América es frecuente y admisible que vaya antepuesto. En ambos casos se separa con un espacio de la cifra: «El petróleo abre en Nueva York a USD 42,82».

• Cuando va pospuesto, admite también los prefijos del sistema internacional, de modo que 5 kEUR son 5000 euros, y 5 MUSD son 5 millones de dólares.

3. Con otros signos y abreviaciones

• También se han establecido para muchas monedas ciertos símbolos ($, £, ₡, ₪), así como combinaciones convencionales de letras (Fr, zł, лв). Tienen aplicación sobre todo localmente y por lo general es preferible el código ISO. Salvo excepciones, esta forma tampoco resulta apropiada para mencionar en un texto la moneda en sí, sino que suele ir acompañada de una cantidad escrita íntegramente en cifras (no en letras ni mezclando cifras y letras).

• En España lo habitual es que el símbolo de la moneda se posponga a la cifra, y en tal caso va separado con un espacio: 15 €. Por el contrario, en América suele ir antepuesto, sin dejar un espacio: «El dólar cotiza estable a $15,419».

• El signo no se usa en conjunción con el código, como en «El Gobierno deberá pagar USD $178 millones», pues se estaría duplicando la unidad. Aquí podría haberse escrito «El Gobierno deberá pagar USD 178 000 000».

• Las Academias de la Lengua desaconsejan los símbolos que combinan letras con signos no alfabéticos (como US$), aunque excepcionalmente admiten C$ para el córdoba nicaragüense.

4. Combinaciones de letras, símbolos y cifras

• Cuando la moneda no se escribe por su nombre, no es aconsejable dar la unidad monetaria parte en letras y parte como símbolo: es mejor 250 USD o 250 dólares estadounidenses que $250 estadounidenses.

• No es aconsejable tampoco dar el número parte en cifras y parte en letras si la moneda se da como símbolo: $7 000 000 o 7 millones de pesos es mejor que $7 millones. Los símbolos pueden emplearse en expresiones matemáticas donde hay una operación: 35 EUR/h. Es preferible esta forma o el desarrollo (35 euros por hora) a mezclas como 35 euros/h.

Fuente: http://www.fundeu.es/recomendacion/monedas-claves-de-escritura/





La Casa Blanca ya no tiene página web en español

24 02 2017

casa-blanca

La versión en español de la página web de la Casa Blanca ha desaparecido de internet poco después de que el nuevo presidente, Donald Trump, tomara posesión de su cargo.

«Sorry, the page you’re looking for can’t be found (Disculpa, la página que estás buscando no puede encontrarse)» es el mensaje que se encuentran ahora los internautas que intentan acceder a la página http://www.whitehouse.gov/espanol.

La versión en español de esa página web se abrió por primera vez en los meses posteriores a la llegada al poder del hoy expresidente Barack Obama y hasta días antes del traspaso de mando tenía un blog dedicados a temas de interés de la comunidad hispana.

La nueva Administración de Trump, en la que no hay ningún latino en los puestos de responsabilidad del gabinete, ha ordenado también la clausura de otros instrumentos de comunicación en español como la cuenta @LaCasaBlanca que tenía en Twitter o su página de Facebook.

Además, con la llegada del nuevo presidente a la Casa Blanca todavía no se ha nombrado a un nuevo responsable de prensa para medios hispanos, un cargo que ocupaba hasta la fecha Gabriela Chojkier.

Días antes de su investidura, Trump terminó de anunciar los nombres de todos los integrantes de su gabinete, la mayoría de los cuales aún deben ser confirmados por el Senado y entre los que no hay ningún latino.

Ya durante la campaña electoral, el magnate neoyorquino protagonizó varios momentos polémicos por sus críticas al uso del español en Estados Unidos, en un país donde más de 55 millones de personas hablan ese idioma.

En septiembre de 2015, Trump aprovechó un acto celebrado en Miami para criticar al exgobernador de Florida Jeb Bush asegurando que le gustaba el político republicano pero que debería «dar ejemplo y hablar en inglés mientras está en Estados Unidos».
Fuente: http://www.elcastellano.org/news/la-casa-blanca-ya-no-tiene-p%C3%A1gina-web-en-espa%C3%B1ol

 





…alfabetizar, alfabetizar…

23 12 2016

carnet-alfabetizadora-oslaida

Cuando se iniciaba la Campaña de Alfabetización, cuyo aniversario 55 celebramos, yo era una niña campesina de once años, quinto grado, con una cabecita llena de pajaritos y un mundo que se reducía a mi campo. En mi escuela rural dieron una explicación más o menos de lo que se trataba aquello y quisieron saber la disposición de cada cual. Yo interpreté las cosas a mi manera, al revés, y por supuesto, manifesté mi deseo de participar. Suponía que se trataba de una especie de milicias y que pondrían en mis manos algo así como una escopeta, por lo que yo andaría por todos aquellos caminos y maniguas haciendo disparos al aire, con lo que lograría asustar de madrugada a los campesinos de la zona y “a reír y gozar de lo lindo”. Me dio por creer, además, que me pagarían una fortuna con la cual saldríamos de tanta miseria.

Entonces, como buena Cucarachita Martina, comencé a elucubrar lo que me compraría. Mi padre había fallecido cuando yo tenía un año y mi madre quiso complacerme accediendo a darme el permiso sin saber ella tampoco muy bien de qué se trataba. Lee el resto de esta entrada »