El «Gabo» ha muerto en primavera

21 04 2014
Caricatura de Gabriel García Márquez. (Tomada de Internet)

Caricatura de Gabriel García Márquez. (Tomada de Internet)

 

 

Por Mercedes Rodríguez García (periódico Vanguardia, Villa Clara)

Murió en su casa del sur de la capital mexicana, acompañado, sin soledades, unos diez días después de haber abandonado el hospital donde apenas el aire refrescó sus pulmones de 87 años.

 

Pero debe haber muerto feliz de haber vivido, y escrito, y paseado, y conocido el mejor de los oficios. Él mismo lo decía: «Aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo».

Murió el Gabo, el de mis sueños y mis clases. El hombre que vino a mí con la caída de la tarde, sin que le reconociera, por no haberlo visto nunca en una foto, hace ya cuatro décadas.

Era el escritor que más leía por entonces. Por eso, de tanto que me lo sabía de memoria, me atreví a decirle, en 1974: «A Cien años de soledad se le pueden quitar unas 50 cuartillas».

Era él uno de los tantos que visitaban Vanguardia, a donde llegaban invariablemente artistas de la televisión y la radio, políticos extranjeros, cantantes. ¡Qué imberbe yo!

Fue aquella tarde la de La mala hora mía. Pero nunca más se cruzó en mi camino ni yo en el de él, aunque lo seguí leyendo, disfrutando, persiguiendo en los partes noticiosos, citándolo, dejándolo de ejercicios extraclase.

Hasta que un domingo de 2007 me sorprendió en Juventud Rebelde hablando él sobre ese libro de Macondo que cambió el mundo. Según su relato, el escritor argentino Jorge Luis Borges le comentó en una oportunidad: «Le sobran cien páginas». En eso de eliminar yo había sido más piadosa.

Ahora, cuarenta años después, frente a mi PC, no puedo hacer otra cosa que recordar el día en que conocí a Gabriel García Márquez. Y esperar su último libro aún sin publicar. Y ¿llorar?

No hay tristezas de Otoño.





¿Quién muere?

16 01 2013

Exif_JPEG_PICTURE

—Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca.

—No arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

—Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.

—Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las «íes» a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

—Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

—Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

—Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

—Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

—Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

—Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

—Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.

Pablo Neruda
Fuente: http://aprenderespanholesfacil.wordpress.com





Insólito: Anciana de 95 años sale de su ataúd seis días después de haber «muerto»

6 03 2012

Li Xiufeng

¡UY, QUÉ MIEDO! LA TRADICIÓN DE NO ENTERRAR DE INMEDIATO LA SALVÓ, PERO LA DE QUEMAR LAS PERTENENCIAS LA DEJÓ «ENCUERUZA». AQUÍ ME GUSTA MÁS, PORQUE PARA «ECHARNOS» PARA EL ATAÚD TIENE QUE SER CERTIFICADO DE DEFUNCIÓN MEDIANTE.

En la ciudad china de Beiliu, situada al sur del país en la provincia de Guangxi, una mujer de 60 años descubrió una mañana que su abuela no respondía al llamado para desayunar, por lo cual, creyendo que se había quedado dormida, fue hasta su habitación para despertarla. Sin embargo, a pesar de sacudirla y repetir en varias ocasiones su nombre, la anciana no respondió. Una revisión más cuidadosa reveló que si bien su cuerpo no estaba frío, había perdido el aliento vital.
Chen Qingwang inició entonces junto con su hijo los preparativos para el funeral de Li Xiufeng, su pariente de 95 años. Según la tradición, el ataúd para la mujer debe permanecer en la casa varios días antes del entierro para que los familiares y amigos presenten sus últimos respetos. Así, no fue sino hasta dos días después de la muerte que Qingwang depósito dentro del féretro el cuerpo de la anciana.
Casi una semana después, un día antes de que Xiufeng descansara ya eternamente debajo de la tierra, su nieta se asomó al ataúd solo para encontrarlo vacío. El supuesto cadáver se había esfumado.
Aterrorizada, la mujer buscó ayuda entre los vecinos, emprendiendo una búsqueda inmediata por los alrededores, misma que terminó cuando encontraron a la nonagenaria mujer en su cocina, sentada en un banco, preparando la comida del día.
“Dormí por mucho tiempo. Después de despertar sentí mucha hambre y viene a cocinar algo para comer. Empujé mucho la tapa antes de poder salir”, dijo Xiufeng.
De acuerdo con los médicos que la examinaron luego del incidente, la mujer sufrió una muerte artificial durante la cual se pierde el hálito pero la temperatura corporal se mantiene.
Paradójicamente, si bien es cierto que la tradición salvó su vida, al no ser enterrada inmediatamente, también la dejó sin nada, pues apenas una persona muere la costumbre obliga a quemar sus pertenencias.

Fuente:Cubasi





Enterrado Wilmar Villar en Contramaestre en un clima de paz

23 01 2012

Ya se sabe que el poderoso poder mediático está haciendo zafra con el fallecimiento de un recluso común en Cuba. Claro, de sus trapitos sucios nada se dice. Los remito, entonces, al editorial que en este sentido publica el diario Granma en el día de hoy: http://www.granma.cu/espanol/cuba/23enero-editorial.html y reproduzco este material del blog Caracol de agua.

Por Arnoldo Fernández Verdecia. arnoldo@gritodebaire.icrt.cu

Fot. Funeraria de Contramaestre en calma durante el velorio de Wilmar Villar.

Fot. Funeraria de Contramaestre en calma durante el velorio de Wilmar Villar.

 

Wilmar Villar era un simple ciudadano que había violado las leyes en Cuba. Estaba preso por agredir a su esposa y ocasionarle severas lesiones. Era natural de un pueblo del entorno rural del municipio Contramaestre nombrado Venta de Casanovas.

Cumplía sanción de privación de libertad desde el 25 de noviembre del 2011, por el delito de Desacato, Atentado y Resistencia a las autoridades del orden público que cumplían la orden de conducirlo a la estación de policía por agredir a su mujer gravemente.

Irónicamente su propia esposa hacía declaraciones a medios extranjeros, este miércoles, sobre la situación personal de Wilmar Villar. Llegó a decir que su vida peligraba como consecuencia de una neumonía mal cuidada, que se agravó con la huelga de hambre iniciada por el recluso hace unos días. Fuentes cercanas a la familia señalan que, la esposa de Wilmar, recibía un pago de $80 dólares por asumir una posición solidaria con su marido.

En Santiago de Cuba, Villar se vinculó a grupos opositores y creyó que podría evadir la condena, al menos eso le hicieron creer algunas personas contrarias al proceso político cubano.

Durante el velorio, aquí en Contramaestre, la familia de Wilmar se negó a que grupúsculos disidentes usaran el ritual familiar como centro de ataques y difamaciones contra el gobierno de La Habana. En la funeraria sólo estaban allegados y amistades del fallecido. Fue enterrado en el cementerio de Maffo, a unos dos kilómetros de la ciudad cabecera.

Al entierro asistieron tres automóviles: una guagua estatal de cítricos, un camión y un carro ligero con la madre y los hermanos. No ocurrió ningún hecho significativo durante la marcha fúnebre.

Es irónico aceptar como las grandes cadenas mediáticas replicaron la información de la muerte en sus sitios digitales; y pretenden convertir a Wilmar Villar en un héroe, sin tener en cuenta su verdadera historia de vida, sus antecedentes penales y su imagen ante el pueblo de Contramaestre.

Publico este post, porque muchos amigos del mundo me solicitaron que escribiera sobre la muerte de Wilmar Villar, desde la percepción de un hombre de a pie que vive el día a día con la gente de Contramaestre. Escribo sobre lo que vieron mis ojos, no he inventado nada, ni nadie me ha obligado a hacerlo. Fuente: Caracol de agua





7 de diciembre: caída en combate de Antonio Maceo

7 12 2011

¿Cómo murió el Titán de Bronce?
¿Cómo transcurrieron los últimos días en la vida del héroe epónimo de nuestras luchas por la independencia?
¿En qué pensaba Maceo? ¿Cuáles eran sus planes? ¿Cómo fue ese combate en que cayó uno de los artífices de nuestras guerras independentistas?

El esfuerzo de Panchito Gómez Toro, hijo de Máximo Gómez, por no dejar solo el cuerpo del caudillo.

La reacción de sus compañeros de lucha.

Para conocer acerca de ello, entra a:

Fuente: Vanguardia





Amarguísimo dolor ante muerte de Martí en Dos Ríos

19 05 2011

Martí y bandera

Por Yolanda Díaz, historiadora

(Servicio Especial de la AIN)

Cuando el 19 de mayo de 1895, en campos de Dos Ríos caía en acción de guerra José Martí, escribía Máximo Gómez en su Diario «(…) al lado de un instante de ligero placer, aparece otro de amarguísimo dolor».

Esas palabras resumen no solo la cotidianidad de toda contienda: hoy se puede estar vivo, pero mañana se puede morir; sino también el reconocimiento a quien se puso al servicio de la Patria organizando el proceso emancipador iniciado el 24 de febrero. Martí había analizado las acciones iniciadas el 10 de octubre de 1868, y el estudio de aquel proceso y las interpretaciones extraídas de sus aciertos y fracasos, le permitieron comprender sobre qué bases debía iniciarse la nueva lucha y cuáles pasos debían darse en la preparación del nuevo alzamiento.

Su prédica en territorio norteamericano resultó un eslabón fundamental en el nuevo proceso. El centro de sus más elocuentes discursos se encaminó a lograr la necesaria unidad entre los combatientes de contiendas anteriores, así como hacer renacer la confianza en quienes desalentados por los fracasos se sentían escépticos.

También dedicó un importante tiempo a recaudar fondos que permitieran adquirir lo más elemental para la lucha, así como atraer a los llamados pinos nuevos para que, de común acuerdo con los más experimentados, participaran en la futura lucha.

Como la mayor parte de los oficiales que lideraron aquella guerra, también él se encontraba fuera cuando se produjo el inicio de la lucha, y no sería hasta el mes de abril cuando acompañado por Máximo Gómez arribó a territorio cubano por la zona de Playitas.

La mejor forma de ilustrar aquel momento lo expresan las palabras que en su Diario escribió: «Rumbo al abra. La luna asoma, roja, bajo una nube. Arribamos a una playa de piedras. La Playita (al pie de Cajobabo. Me quedo en el bote el último vaciándolo. Salto. Dicha grande».

Durante el tiempo que medió entre su arribo y el deceso se mantuvo con Gómez. Después de la reunión en La Mejorana ambos continuaron camino hacia el Cauto y el Contramaestre, en busca de Bartolomé Masó y en ruta de aproximación hacia Camagüey.

El 17 de mayo, ya en las proximidades del Contramaestre, montaron campamento. El día de la muerte de Martí había llegado a Dos Ríos una tropa española de 800 hombres encabezada por el coronel José Ximénez de Sandoval, quien, conocedor de la existencia de mambises allí, había salido en su búsqueda.

Lee el resto de esta entrada »





La muerte de José Saramago

24 06 2010

 EFE (tomado de elcastellano.org/noticias)

Foto: SaramagoEl fallecimiento de José Saramago, el único Premio Nobel de Literatura lusohablante, deja a la lengua portuguesa sin uno de sus grandes divulgadores cuya obra inspiró proyectos sociales y numerosas adaptaciones artísticas.

Crítico con la situación de su idioma —abogó por una reinvención del mismo—, pero firme en la necesidad de su preservación, las obras de Saramago contribuyeron a reforzar la presencia del portugués en el mundo, cuyos hablantes superan los 230 millones.

El futuro de la «Lengua de Camoes» —poeta del siglo XVI considerado el padre de las letras lusas— siempre inquietó al autor, quien lamentaba la degradación a la que estaba sometida: «Una lengua que no se defiende, muere» , sostenía.

Su obsesión por cuidar el idioma se tradujo en la creación de obras que pasaron a pertenecer por derecho propio al acervo literario del resto de países luso parlantes.

En Europa y América su obra también se convirtió en una referencia y ayudó a divulgar a su Portugal natal —que describía en varios de sus libros— e inspirar decenas de tesis doctorales.

La influencia de Saramago también llegó a las artes, y las parábolas sobre la condición humana expresadas en sus novelas han incitado a grandes directores cinematográficos.

Su célebre Ensayo sobre la Ceguera (1995) —que describe una cruel sociedad que se guía por los instintos más bajos cuando todos quedan misteriosamente ciegos— pasó a la gran pantalla bajo la dirección del brasileño Fernando Meirelles, autor de las afamadas Ciudad de Dios (2002) y el Jardinero Fiel (2005).

La fragilidad de la civilización, que amenaza con desmoronarse en cualquier momento, es el hilo argumental que encandiló a Meirelles, quien dispuso de un elenco de lujo para la cinta: Julian Moore, Gael García Bernal, Mark Buffalo y Danny Glover.

Recientemente, el realizador portugués Antonio Ferreira fue quien se atrevió a adaptar el pesimismo de Saramago sobre el estilo de vida occidental en su cuento Embargo, un ácido retrato de la rutina de la clase media urbana.

La mayor flor del mundo, cortometraje del español Juan Pablo Etcheverry basada en un cuento homónimo del Nobel luso, también llevó a la gran pantalla la acidez e ironía del literato.

Pero su obra no sólo ha merecido la atención del séptimo arte, el compositor italiano Azio Corghi pidió a Saramago que escribiese el argumentó de la ópera Il dissoluto assolto, inspirada en el Don Juan, de Moliére, y la pieza se estrenó en 2006 en el Scala de Milán.

Lee el resto de esta entrada »





José Martí: su muerte en Dos Ríos

19 05 2009

 Por Narciso Fernández Ramírez (Periódico Vanguardia)

Uno de los sucesos de la historia de Cuba más llevado y traído por su trascendencia y significación, guarda relación con la muerte de José Martí, ocurrida el 19 de mayo de 1895,y que todavía, a la distancia de 114 años, suscita opiniones encontradas y despierta interés investigativo y periodístico.

¿Premonición? ¿Suicidio romántico? ¿Arresto temerario? ¿Inexperiencia guerrera? ¿De cara al sol? ¿Descuido del general Gómez? ¿Solo o acompañado? ¿Existieron pruebas médico forenses que confirmaron su identidad y causas de la muerte? ¿Por cuántos avatares pasaron sus despojos mortales?

No resulta posible despejar todas estas interrogantes en tan breve espacio. Buscaremos solo un acercamiento a algunas, para concentrarnos en un interesante estudio realizado por estudiantes de la Universidad Médica villacareña Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz, en el cual profundizaron en las consideraciones médico-legales de la muerte del Héroe Nacional cubano.

¿Premonición? Sí, aunque sabía que la muerte no era verdad cuando se había cumplido bien la obra de la vida.

¿Arresto e inexperiencia guerrera? También, pues resultaría, a la postre, el primer y único combate del Mayor General del Ejército Libertador José Martí Pérez.

¿De cara al sol? Afirmativo, a pesar de que, coincidentemente, ese infausto día había llovido mucho y el sol no brillaba como de costumbre. No obstante, nadie pone en duda que el poeta y el guerrero cumplió su sueño: «Yo soy bueno y como moriré de cara al sol».                             

Jaime Sánchez

Jaime Sánchez, que ayudó a construir el féretro
en que fueron conducidos sus restos a
Santiago de Cuba, señala el lugar.

¿Descuido de Máximo Gómez? No, a pesar de la sorpresa. El veterano general mambí le pidió a Martí «retirarse hacia atrás que aquel no era su puesto», orden a la que el Apóstol, necesitado de probar su valía en el combate, hizo caso omiso y, montado en Baconao, el brioso caballo blanco, obsequio de José Maceo, se lanzó impetuoso en busca del enemigo hasta caer abatido a balazos.

¿Solo o acompañado? Su ayudante, el joven Ramón Garriga, fue relevado de esas responsabilidades para servir como enlace directo entre los generales Gómez y Masó, por lo que Martí, ya en medio del combate, conminó a Ángel de la Guardia para que le siguiera. Cotejos de varias versiones hacen suponer, no obstante, que por las características del terreno, con pastizales altos, De la Guardia no estuvo a su lado en los instantes en que recibiera los disparos mortales que pusieron fin a su vida.

Lee el resto de esta entrada »





41 años de la muerte física del Che

8 10 2008

Ya se cumplen 41 años de la muerte física del Che en Bolivia. Y su figura se multiplica cada año Foto del Chepor un número infinito que lo ha hecho pasar a la eternidad como el ejemplo del hombre que no puede ser superado.

 Pero no voy a detenerme en ello. Solo quiero comentar la noticia que corrió por el mundo a punto de cumplirse el 40 aniversario de este hecho: Mario Terán, el hombre a quien se encargó disparar contra el Che, había sido intervenido quirúrgicamente de cataratas por médicos cubanos que colaboran con la nación andina, en un hospital donado por esta Isla caribeña.

 El periódico Granma daba cuenta del acontecimiento con el título Che vuelve a ganar otro combate. El hijo de Terán, expresaba el articulista, había acudido al periódico santacruceño El Deber con la solicitud de que se le publicara una nota de agradecimiento a los galenos cubanos, que habían devuelto la visión a su padre.

Entonces me preguntaba si el asesino del Che podría entender que estaba recibiendo los frutos que este sembró, si a esas alturas podría medir la dimensión exacta del hombre a quien disparó. Si así fuera, bien amarga debió ser su existencia a partir de su disparo fatal.

Cuentan que en la escuelita de La Higuera aún se conserva la silla en la que estaría sentado el Guerrillero Heroico cuando este sargento boliviano entró a matarlo. No pudo hacerlo en el primer intento; la mirada de aquel hombre herido y atado fue demasiado para él. El sargento Terán halló mucho brillo en los ojos del Che, lo vio grande, como si se abalanzara sobre él.  En tanto, otros dos sargentos disparaban entonces contra los guerrilleros Willy (boliviano) y El Chino (peruano).

 Mario Terán necesitó de más bebida y promesas para cumplir la orden.  Aún así sus manos temblaron. Sus jefes tuvieron que conminarlo a que lo hiciera. Luego, estos lo remataron.

 Lo que aconteció después ha sido suficientemente divulgado. (Oslaida Monteagudo)





¿Cuántas neuronas mata la borrachera?

20 08 2008

Sí, el abuso del alcohol o borrachera es un enemigo del cerebro. Y es que cada borrachera una borracheradestruye 1,000,000 de neuronas, es una pérdida de neuronas que nunca más se va a volver a tener. Esto es un precio irreparable.

El cuerpo humano posee más de 100,000 millones de neuronas, y es una lástima que se pierdan muchas por ingerir bebidas alcohólicas en exceso. Otro peligro es que si se consume con el estómago vacío, el 20 % del alcohol pasa directamente a la sangre.

Sin embargo, es complicado especificar cuánto exactamente es el abuso del alcohol, dependería de cada organismo, pues algunos con unas cuantas «copas» se emborrachan, mientras que otros pueden ingerir muchas «copas» y aun así, apenas sienten los primeros efectos de la borrachera. Es cuestión de genética y tolerancia.

Lee el resto de esta entrada »