Carta de amor de Adriana a Gerardo y Poema de Gerardo para Adriana

14 02 2012

EN UN LEJANO PARAJE DE LOS ESTADOS UNIDOS, EN UNA CÁRCEL DE ALTA SEGURIDAD, ESTÁ PRESO UN BUEN CUBANO POR EL ÚNICO DELITO DE SALVAR VIDAS Y LUCHAR CONTRA TERRORISTAS AMPARADOS POR EL GOBIERNO DE ESE PAÍS. GERARDO HERNÁNDEZ NORDELO ESTÁ CONDENADO A DOS CADENAS PERPETUAS MÁS QUINCE AÑOS. PERO TIENE OTRA CONDENA ADICIONAL: NO LE PERMITEN VER A SU AMADA. A ESOS EXTREMOS LLEGA LA CRUELDAD QUE LA PAREJA ENFRENTA CON MUCHO AMOR, CONOCEDORES DE QUE EL MUNDO LOS APOYA Y DE QUE SU PAÍS NO LOS ABANDONA. GERARDO VOLVERÁ A SU TIERRA. ÉL Y SU AMADA TENDRÁN TODA UNA VIDA PARA SER FELICES.

QUE ESTE DÍA DE LOS ENAMORADOS LLEGUE HASTA LA PAREJA TODO EL AMOR DE QUIENES NOS SOLIDARIZAMOS CON ELLOS Y CON LOS CUATRO HERMANOS TAMBIÉN PRESOS EN LOS ESTADOS UNIDOS.

Adriana Pérez y Gerardo Hernández

REGALO

Amor, se acerca la fecha de los enamorados y una vez más continuamos separados; todos los años decimos lo mismo, ¡este será el último!

Deseo despertar a tu lado y abrazarte como lo harán la mayoría de las parejas, de las que hoy siento envidia. Derecho que nos han arrebatado por mucho tiempo; más de catorce años sin besarte, sin tocarte, conformándome solo con oír tu voz en una llamada, cuando se puede, una postal o algún detalle gracias a la creatividad que te caracteriza y al apoyo solidario de quienes brindan sus esfuerzos por arrancarnos una sonrisa de felicidad.

Revisando unos papeles y fotos me detuve en las últimas que nos tomamos el día de mi cumpleaños en enero de 1998 y no pude dejar de pensar en lo felices que estábamos y éramos en ese entonces, nuestros ojos lo decían todo.

“¿Dónde está mi primavera? ¿Dónde se ha escondido el sol que mi jardín olvidó, que el alma me marchitó?”, como dice la canción.

Me descubrí soñando que ya estabas libre, de vuelta en casa junto a mí, y en un fuerte abrazo te pedía que no volvieras a dejarme sola. ¡Llega tiempo!, como sueles expresar.

Por eso en este día de felicidad, romance y regalos no encuentro mejor obsequio para ti que ofrecerte mi futuro, porque ya eres dueño de mi pasado y de mi presente.

¡¡¡FELICIDADES!!!

Por favor, regresa pronto, te necesito, te amo.

Tu Bonsai,

7 de febrero de 2012

 

Este poema se lo dedicó Gerardo a Adriana cuando ambos se conocieron  en una parada de ómnibus en la Rampa, en octubre de 1986:

Ante mí apenas distingo una silueta
que se empeña en dibujar ademanes didácticos
Y a mis oídos casi llegan detalles
de conceptos jurídicos y conflictos internacionales
pero en mi mente sólo está aquella muchacha
de la parada
la estudiante de Química
cuyo nombre ignoro
aunque conozco su tímida mirada
porque día a día agiganta el hechizo
de los amaneceres en La Rampa.

Esa muchacha, tal vez mañana
cuando al sentarse tome cortésmente mis libros,
se entere que un desconocido
admirador de su belleza,
desatendió una clase
por escribirle este poema
(Escrito por Gerardo en un turno de Derecho Internacional)

Al día siguiente de escribirlo, le obsequió el poema a Adriana cuando aún no conocía su nombre, de ahí su título Poema a la muchacha de la parada.

Y yo les quiero dedicar fragmentos de este poema de Gabriela Mistral:

Besos
Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos […]

hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos […]

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros […]

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que solo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero…? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenaronse de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi, celoso, imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos… vibró un beso,
y qué viste después…? Sangre en mis labios.

Yo te enseñe a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.
                    Gabriela Mistral

Fuentes: Cubadebate  y
www.poemasdeamor.org


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: