Y los árboles se pusieron en fila

26 01 2012

“¿en qué patria puede tener un hombre más orgullo que en nuestras repúblicas dolorosas de América, levantadas entre las masas mudas de indios, al ruido de pelea del libro con el cirial, sobre los brazos sangrientos de un centenar de apóstoles?”

                                                                                                                                     José Martí

Este 28 de Enero vuelve Martí vigilante a nuestra América. Nos señala, como siempre, el camino de la unión.

Pero esta vez todo es distinto. Encuentra que los árboles se pusieron en fila y ya no quieren dejar pasar al gigante de las siete leguas. Hacen el recuento y andan en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.
Los pueblos que no se conocían se dieron prisa en conocerse, como quienes pelearían juntos.
Y van dejando fuera del reparto a aquellos que se enseñan los puños, como hermanos celosos.
Mas la unión se da en una marcha cautelosa, porque no ignoran que el tigre, espantado del fogonazo, puede volver en la noche al lugar de la presa. Mas esta vez la presa despertó y va siendo difícil al tigre caerle encima, aun cuando venga con zarpas de terciopelo.
Surge la CELAC como un proceso de largo alcance en el ánimo de la liberación regional.
Las naciones de América Latina y el Caribe forjan por su cuenta diversas instancias multilaterales en el ámbito de la cooperación económica.
Y el tigre morirá, con las zarpas al aire, echando llamas por los ojos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: