Sueños de una tarde de verano

23 07 2011

(cmhw)
logo de los CincoIrma Sehwerert, la madre de uno de los Cinco Héroes cubanos presos en cárceles norteamericanas, visitó a Santa Clara. La colega Xiomara Rodríguez Cruz nos cuenta acerca de ello.

Irma Sehwerert  ha dedicado una tarde de este verano a los amigos en Santa Clara. Ha conversado con ellos en la Casa donde los pueblos se dan la mano, en la sede del ICAP. Allí hemos escuchado sus anécdotas, sueños, esperanzas y certezas. Incertidumbres y preocupaciones. Alegrías y motivos para la vida.

                                                          Irma

De su hijo, René González, uno de los cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos desde 1998, nos ha contado que lo vio más delgado durante su última visita. Pero él no se queja, siempre dice que está bien. Desde que René fue detenido, hace casi 13 años,  la familia se reunió y acordó que nadie se lamentaría. Momentos difíciles no han faltado. La historia de Ivette, la hija menor de René, es uno de los pasajes más sensibles en este caso.

La libertad se dibuja como una disyuntiva cuando se refiere a la posible salida de René de la prisión antes de que finalice el año. Irma no imagina qué sucederá, «es difícil», asegura. Él no concebía llegar solo, pues luchamos por la liberación de los Cinco, entonces siempre nos preocupó, al principio le decía: «mima qué va, no puedo salir solo», y ella le respondía: «hijo, serás más útil para continuar la batalla por esta causa».

«Tengo la esperanza de que retornen los Cinco juntos, pero es complejo. Por un lado la alegría, y por el otro la tristeza de saber que sus compañeros sigan injustamente encarcelados. René cumple la sanción el 7 de octubre próximo. Después deberá estar tres años en libertad condicional. Estamos luchando para que regrese a Cuba, pero no podemos confiarnos. Nuestra decisión está clara: hasta que los Cinco no estén libres, todos juntos, no vamos a descansar, porque somos una sola familia».

Para ello insiste en la importancia del apoyo mundial para abrir las rejas de aquellas injustas prisiones donde permanecen Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González, encarcelados por defender a su pueblo del terrorismo.

Irma ha llegado a Santa Clara y ha recorrido el Museo Memorial Ernesto Che Guevara;  justo allí ha dialogado con mexicanos que indagaban por la causa de los Cinco. «Cuando prácticamente la vía legal se ha agotado, necesitamos más que nunca de la solidaridad», les ha reiterado.


Auténtica, enérgica, ha declarado que ama a este centro de Cuba, y presiente que cuando René esté en libertad, visitará el municipio de Caibarién, donde están guardadas páginas de su familia…sin olvidar que él sigue al equipo naranja de béisbol.  Y habla del 26 de Julio, y del reconocimiento a Villa Clara.

Se entremezclan pasiones en una tarde en la cual revela que siempre quiso ser maestra; que no se perdonaba una llegada tarde cuando trabajaba como dirigente sindical, habla de la dignidad de los Cinco dentro de la prisión, y confiesa que nunca imaginó que la injusticia contra su hijo y los cuatro compañeros prevalecería todo este tiempo, «pero hay demasiado odio contra Cuba, y no perdonan nuestra resistencia. Todo ese odio ha ido a parar contra los Cinco»; acota.

«Cuando me detenía en las sanciones, no pensaba únicamente en mi caso; nos duele Gerardo, él no se merece esas cadenas perpetuas, ya se ha demostrado que hubo periodistas pagados, la manipulación de la justicia, que el proceso no podía celebrarse en Miami, por ello seguiremos luchando sin descanso».

En la casa de la amistad, donde los pueblos se unen, nos ha convocado a seguir alzando voces para dar a conocer la verdad sobre este caso, a seguir edificando la Patria a la que regresarán los Cinco, por la cual se empeña cada día.

Y ahora lo hace desde Son-ñarte, el proyecto comunitario que la trajo a Santa Clara. Cubanía, arte, deporte, valores se funden en esta labor social, con la familia, con niños y jóvenes del barrio habanero El Cotorro, donde reside.

De estos anhelos le escribe a René cada noche, cuando responde mensajes solidarios que recibe desde diferentes latitudes, donde también reclaman la libertad de los Héroes encarcelados hace casi 13 años.

Irma Sehwerert  ha dedicado una tarde de este verano a los amigos en Santa Clara. A revelar sus sueños y esperanzas.

Foto: Carolina Vilches


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: