Nota de prensa de 1973 confirma que a Neruda lo inyectaron antes de su muerte

6 06 2011

EN CHILE SE HA ABIERTO UNA INVESTIGACIÓN ACERCA DEL POSIBLE ASESINATO DEL POETA PABLO NERUDA, ANTE QUERELLA PRESENTADA POR EL PARTIDO COMUNISTA DE ESE PAÍS.

DE NUEVO RECOMIENDO ENTRAR AL BLOG DE MANUEL ARAYA OSORIO, EX CHOFER Y ASISTENTE DE NERUDA:

http://www.choferdeneruda.cl

(Tomado del blog referido)

periódico sobre Neruda

Con fotografías y recortes de prensa del 24 de septiembre de 1973, fue acompañada ayer la querella presentada por los abogados Eduardo Contreras y Julia Urquieta, y el diputado Guillermo Teillier, en representación del Partido Comunista, acción que busca llegar a la verdad en torno a los nuevos antecedentes que han cuestionado la historia oficial sobre el fallecimiento del Premio Nobel de Literatura, Pablo Neruda.

Así lo confirmó a La Estrella el abogado Eduardo Contreras, quien explicó que la acción judicial surge de las contradicciones surgidas en torno a la muerte del escritor y los antecedentes aportados por testigos que compartieron con Neruda en sus últimos días.

“Básicamente partimos de la contradicción que existe entre las declaraciones de los testigos que estuvieron con don Pablo en los últimos días de su vida, personas indudables como el ex embajador de México en Chile, don Gonzalo Martínez Corbalá; el testigo que ya conocen, don Manuel Araya; y otras personas que trabajaron al servicio de Pablo en su residencia, que nos muestran incluso fotografías”, precisó Contreras.

El abogado hace referencia a una fotografía del 17 de julio de 1973, en la que Neruda aparece junto al Presidente Salvador Allende en la celebración del cumpleaños del poeta y donde el escritor se aprecia con la vitalidad que le caracterizaba.

Junto a la fotografía, la querella fue acompañada por recortes de prensa del diario El Mercurio y La Tercera, ambos de fecha 24 de septiembre de 1973 -un día después del fallecimiento de Neruda-, donde se confirma lo planteado por el ex colaborador del poeta, Manuel Araya, en orden a que al escritor se le administró una inyección, situación que hasta ahora no había sido reconocida públicamente.


“Esta publicación de la prensa de la época coincide exactamente con lo afirmado por el testigo, o sea hubo una inyección; ahora habrá que demostrar si fue una inyección calmante, legítima, o ver con los exámenes médicos que se practiquen si efectivamente se le inoculó alguna sustancia tóxica que habrá que ver en su momento con una exhumación y un examen tanatológico”, añadió Eduardo Contreras.

Para el diputado Guillermo Teillier, tras la presentación lo que resta es esperar que el caso y los antecedentes se investiguen a fondo. “Nos interesa mucho la verdad cualquiera que ésta sea”, declaró el parlamentario comunista.

EX CHOFER

El ex colaborador de Neruda, Manuel Araya, se excusó de comentar la presentación de la querella, precisando que por su delicado estado de salud, su médico le recomendó reposo absoluto.

“Vengo saliendo del médico, he estado muy delicado de salud y el médico me prohibió conversar de todo sobre lo de Neruda; mañana voy a estar a disposición. Trataré de descansar hoy, mañana estoy a su disposición. Me imagino que es por lo de la querella”, respondió a La Estrella el sanantonino que aportó su testimonio sobre la muerte de Neruda, que difiere de la versión oficial.

PUBLICACION

En su portada del 24 de septiembre de 1973, El Mercurio da cuenta del fallecimiento del Premio Nobel de Literatura. En el texto se informa de la administración de una inyección al poeta.

“Pablo Neruda, poeta chileno y Premio Nobel de Literatura falleció anoche en la Clínica Santa María, víctima de un paro cardiorrespiratorio que provocó el deceso a las 22.30 horas. Se informó que en el momento de su muerte lo acompañaban su esposa, Matilde Urrutia, y su hermana Laura.

El vate chileno, que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1971, había sido internado en estado grave en la mencionada clínica el sábado. Posteriormente, a consecuencia de un shock sufrido luego de habérsele puesto una inyección de calmante, su gravedad se acentuó.

La baja brusca de presión arterial, hipotensión, causó alarma al médico tratante, profesor Roberto Vargas Salazar, quien solicitó la concurrencia de un cardiólogo, el cual diagnosticó su estado grave”, dice la publicación.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: