Medicina verde: Multifacético ajo

26 05 2011

                                                     ajo

El ajo debe su mayor relevancia a las propiedades curativas que se le atribuyen, las cuales resultan numerosas y lo sitúan a la cabeza del resto de las plantas medicinales.

Por el profesor Alberto Quirantes Hernández *  
(Cubahora)

En la construcción de las pirámides de Egipto participó activamente el ajo, pues era consumido por los esclavos que trabajaban en la edificación de tan elevados monumentos, al atribuirle propiedades fortificantes y vigorizantes. Los gladiadores de antaño se aficionaron a su consumo para sus lances amorosos, ya que se le imputaban propiedades relacionadas con el aumento de la libido. En esa época de la Grecia y Roma antiguas el ajo era también consumido principalmente por soldados, navegantes y campesinos.

Siempre se le confirieron propiedades medicinales y en la Edad Media fue utilizado para combatir enfermedades bacterianas. Durante la Primera Guerra Mundial, cuando escaseaban los antisépticos habituales, el ajo se empleó para desinfectar heridas.

FITOMED, sección perteneciente al Grupo Asesor de Plantas Medicinales del viceministerio de Ciencia y Técnica, del Ministerio de Salud Pública, y que ofrece información científica sobre las plantas medicinales que crecen en el país, nos dice que el ajo se expende en forma oral y tópica y que entre sus propiedades farmacológicas reconocidas está la de ser protector de los pequeños vasos sanguíneos, antihemorroidal, antiespasmódico, combate determinados parásitos, es expectorante y antiasmático, posee propiedades diuréticas, disminuye el colesterol de la sangre, actúa como antitrombótico y es reconstituyente y restaurativo. Aplicado de forma tópica en la piel y las mucosas, actúa como antibacteriano y antimicótico.

Entre sus propiedades aun no confirmadas se considera como hipotensor, antiartrítico, analgésico, hipoglicemiante y de utilidad en el tratamiento de algunas enfermedades cardíacas.


Se ha planteado que las personas que ingieren ajo no son picadas por los mosquitos, pues el ser humano es incapaz de metabolizar la sustancia que los repele y que es transpirada por la piel.

El ajo es insustituible en el aspecto culinario, donde se utiliza en la confección de variados platos de nuestra cocina. Juega un papel protagónico cuando se confecciona avena con sal y ajo, galletas y palitroques caseros con sabor a ajo, harina de maíz y pasta de queso, crema al ajo, pollo al ajillo y por supuesto, la sopa de ajo, derivada de la sopa clásica de la cocina española.

Este preciado alimento posee un origen incierto, aunque se le considera oriundo de Asia desde donde se extendió a toda Europa y, desde allí, hacia América a través de los conquistadores españoles. Los cinco primeros países productores a nivel mundial son China, India, Corea del Sur, Estados Unidos y Rusia.

En nuestra tradición popular el ajo se recomienda para el “mal de ojo” llevándolo en la cabeza, entre el pelo, atravesado por un gancho. Para que no falte el dinero, la cáscara de ajo se echa en el fuego de las cocinas.

En las religiones afrocubanas “el ajo se emplea como sustento de las ngangas y prendas fuertes porque les da fuerza, aunque las débiles no lo resisten. Un resguardo muy recomendable es llevar en una bolsita de tela blanca una cabeza de ajo con hierba buena y perejil”.

Un peligro para los enamorados es el olor que deja el ajo en la boca y que le hace perder nobleza al aliento de una pareja ardiente. Hay solución, pues cuando se ha ingerido demasiado ajo se recomienda masticar una ramita de perejil o menta, beber jugo de limón o consumir productos como leche o yogur.

*Profesor de Medicina y Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente “Dr. Salvador Allende”
Municipio Cerro — Ciudad de La Habana — Cuba
E. mail: alberto.quirantes@infomed.sld.cu


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: