Creo en la mujer

8 03 2011

8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer

                                               Mujer

Por Yuris Nórido

(cubasí)

No creo en esa pretendida «igualdad» del hombre y la mujer. Un hombre y una mujer, por dondequiera que uno los mire, por fuera y por dentro, son diferentes. Y es una suerte.  No estoy muy convencido de la conveniencia a ultranza del «lenguaje de género».

Es muy bello nuestro idioma para estar complicándolo con aquello «las niñas y los niños son nuestras y nuestros más queridas y queridos amigas y amigos».

Me opongo decididamente a paridades artificiales: la misma cantidad de hombres y mujeres, para que no nos acusen de discriminación. No me gustan los guetos, ni los movimientos excluyentes, ni la guerra de los sexos, ni las fobias al diferente, ni la intolerancia, ni la venganza, ni la explotación, ni los roles preconcebidos, ni el maniqueísmo, ni el extremismo, ni el machismo, ni cierto feminismo, ni el fanatismo, ni el fundamentalismo, ni tantos otros «ismos» que han marcado la muchas veces tirante relación entre hembra y varón, hombre y mujer.

Creo en la realización plena del ser humano, sea blanco, negra, chino, india, bajito, gordo, muy flaca, sexy, hermoso, fea, rubia, niña, joven, viejo, heterosexual, homosexual, bisexual. Sea hombre o mujer.

Defiendo con ideas y con uñas la plena realización de la mujer. Creo en la mujer científica, en la filósofa y en la cosmonauta, en la mujer dirigente, en la que quiere lucir bonita y en la que no se preocupa demasiado por su apariencia, en la que es capaz de enamorar al hombre que le gusta (y creo también en el hombre que se deja enamorar sin pensar que la mujer que lo enamora es una cualquiera).

Creo en la que no le gusta cocinar y se lo dice con todas sus letras al marido, en la que le gusta cocinar pero hoy no tiene deseos, en la que tiene muchos amigas y amigos, en la licenciada y la doctora, en la que tiene orgasmos y no se avergüenza de tenerlos, en la que ama a otra mujer con todas sus fuerzas y quiere hacer su vida con ella, en la que decide cuándo y con quién quiere tener sus hijos, en la que no cree que un hombre es menos hombre porque llore viendo una película de Fernando Pérez, en la talentosa y en la que tiene menos luces pero mucha dignidad, en la que no se deja humillar, en la que comparte sin problemas con su compañero las tareas de la casa (y también creo, faltara más, en su compañero).

Creo en la que besa primero, en la que se deja besar, en la que no se deja besar si no quiere, en la que es dueña de su destino, en la que maneja un taxi, en la que deja que su hijo juegue con las niñas, en la que deja que su hija juegue con los niños, en la que sabe lo que quiere y lo que no quiere, en la que sabe sacar cuentas, en la que le compra flores al novio, en la que recibe flores del novio y le dice gracias y le da un beso, en la que escribe una novela policíaca, en la que no piensa que vino al mundo solo para darle hijos a un hombre, en la que abandona al hombre que la golpeó sin compasión, en la que juega fútbol…

Creo, en fin en la mujer orgullosa, en la que sabe de todo lo que es capaz y no se deja aplastar por tontos prejuicios y presiones.

El típico «macho latinoamericano» me causa lástima, cuando es un petimetre; asco, cuando es un abusador; risa, cuando es un presumidillo que se cree más conquistador que cualquier artista famoso; consternación, cuando es un muchacho inteligente, preparado, como algunos que conozco que siguen pensando en la «inferioridad natural» de la mujer.

Y la mujer que se considera inferior, subordinada por naturaleza, la que se sigue creyendo el cuento de que nació de una costilla, sobre todo si es una mujer joven, esa me parece una infeliz, o una ciega, o, en el peor de los casos, una machista perdida.

Esta no será una declaración de principios, pero se le parece.

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: