El Día de Reyes, tradición devenida más en un ritual de consumismo, afirma José Iturriaga

6 01 2011

En la antigüedad, el 6 de enero correspondía a la celebración del Nazareno, señala el investigador.

                                               Obsequios

POR CARLOS F. MÁRQUEZ

(La Jornada)
Este día se consuma la celebración de la Epifanía con la exaltación de la naturaleza lúdica de los sujetos; sin embargo, esta tradición de origen judeocristiano ha devenido más en ritual del consumismo que oculta significados trascendentes como la unificación de las razas representativas del mundo en la imagen de los Tres Reyes Magos que representan la nobleza de la raza aria, semita y negra, según refirió el investigador José Iturriaga, ex director general de Culturas Populares del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

El investigador, a través de Conaculta, reflexionó sobre los significados del 6 de enero y vertió planteamientos que dan un vuelco al calendario de celebraciones religiosas que se sigue en nuestros días. Afirmó que en la antigüedad el 6 de enero correspondía a la celebración del nacimiento del Nazareno que hacia el siglo IV se trasladó al 25 de diciembre y dio origen al festejo de Navidad que impera en todo el mundo, aunque advirtió que algunos países cristianos ortodoxos mantienen aún al 6 de enero como el día del nacimiento de Jesús.

                                                   Obsequios                  

El Día de Reyes se centra más en los obsequios para los niños que en lo que tiene de trasfondo

Foto: ALAN ORTEGA


Ya ubicados en el 6 de enero como celebración del Día de Reyes, el historiador desentrañó algunos secretos que paulatinamente fueron desplazados al territorio del desconocimiento y es que en el vértigo del peregrinar consumista a que obligan los anhelos de los niños se ha olvidado, por ejemplo, que “los orígenes de esta tradición nos remontan necesariamente a uno de los evangelios de la Biblia: el de San Mateo”.

El historiador puntualizó que el capítulo dos del “Evangelio según San Mateo”, del versículo uno al 12 se relata cómo unos magos, guiados por una luminosa estrella, llegaron a Belén para adorar y ofrecer sus místicos obsequios al recién nacido Mesías.

José Iturriaga hizo referencia a versiones que transfiguran a los Reyes Magos en astrólogos babilonios, sacerdotes persas o cultivadores de las ciencias desde un punto de vista teológico, pues aseguró que “a la fecha no existen detalles sobre su origen, ni siquiera se puede afirmar que fueran reyes, por lo que muchos autores consideran que el evangelista, que escribía para los judíos, los utilizó como recurso para realzar la naturaleza divina y el carácter de Jesús como Mesías”.

Pues bien, la dimensión real de los adoradores de Jesús planteada por San Mateo ha sido transfigurada como una alegoría con múltiples aristas de significados que incluso repercuten en el terreno de la estrategia política de la Iglesia católica y es que los Reyes Magos también pudieron ser utilizados como el símbolo de unión de diferentes cosmogonías y razas bajo un mismo credo.

“Diversos estudios revelan que el número de Tres Reyes Magos lo fijó el Papa León I en el siglo V y es probable que haya sido para incluir a las tres razas imperantes en el mundo conocido en ese siglo; es así como Gaspar representa la raza semita, Melchor la aria y Baltasar la negra”, refirió José Iturriaga en artículo publicado recientemente en la web del Conaculta.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: