Acerca del tema musical del Festival del Nuevo Cine

2 12 2008

José M. VitierY ahora que da comienzo el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que, como todos los años, tiene su sede en La Habana, quiero traerles una síntesis de un trabajo publicado hace muchos años en el suplemento cultural Huella  (nro. 1 de 1996), del periódico VanguardiaFue escrito por Rafael Soriano con el título Los hermanos Vitier y el último Festival de Cine y, lamentablemente, al parecer no está incluido en ninguna publicación digitalizada, porque Huella desapareció desde hace algún tiempo.

Si alguien desea hallarlo, está en la Hemeroteca de la Biblioteca Provincial Martí.

Se refiere a la pequeña pieza que constituye el tema musical que acompaña el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, cuyo autor es José María Vitier.

Todos coincidimos en que los hermanos Vitier —José María y Sergio— son verdaderas instituciones en materia de música para el cine, la televisión o el teatro.

Esta pieza no fue concebida para ese Festival ni su origen tuvo relación alguna con ello.

Inicialmente pasó inadvertida para casi todos; suerte que a alguien se le ocurrió tomarla para la identificación de este evento cultural.

En ocasión del XXV aniversario de la creación del MININT se estrenó el serial En las fronteras del deber. Su canción tema Te seré fiel incluía su música.

El propósito del autor es que tal obra lograra la sugerencia de una atmósfera de acercamiento a los elementos propios de la música latinoamericana, con la intención de que desembocara en un latinoamericanismo totalizador, representativo del carácter y contexto sociopolítico de esta región.

Contiene ciertos elementos de la música nicaragüense (el timbre de la marimba o xilófono), así como la guitarra (instrumento común casi de todos los países de colonización ibérica).

Al bombo propio de la música de los Andes contribuye la flauta, esta aparece algunas veces como doblando la melodía que sigue el xilófono y que remeda el toque tristón de la quena, delineadora del carácter de la música boliviana, peruana, y en general, andina.

El conjunto de la pieza nos remite a un repaso mental de la cueca o el chamamé del Cono Sur.

Como el Macondo de García Márquez, no está ubicada en ningún país en específico y está en todos.

Es poseedora de ese “fondo común” de la música que, como el español básico, se habla en el continente y permite, al menos, el mínimo entendimiento necesario para la comunicación, y todo el mundo sabe que está en América sin poder precisar dónde.


Acciones

Information

2 responses

6 12 2008
María Elena

Gracias, Oslaida, por referirte a tan bella música.

18 05 2009
paola

me parese
k tienen k
poner algo
mas sobre
esto or
las tareas
del cole

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: