Ejercicio de amor

29 10 2008

 

Símbolo de la solidaridadParece intrascendente, pero no lo es.

Ayer, cuando me dirigía hacia mi trabajo (siempre lo hago en la guagüita de San Fernando: un ratico a pie, y otro, caminando), vi caer a una anciana que colocó mal uno de sus pies; imposible precisar cuántas personas se aglomeraron a su alrededor disputándose la tarea de socorrerla, hasta que llegó alguien que conducía un carro. El alguien le decía que debía ir al hospital para que la valorara un médico, que él la llevaba, pero ella argüía que no se había dado golpe, que estaba bien.

 Se inició así un “que sí, que no; que no, que sí” del cual salió victoriosa la señora.

Unas cuadras más, y veo un adolescente en el piso de la acera con la cabeza apoyada en las piernas de la madre. De nuevo el tumulto queriendo saber qué le ocurrió al chico:

—Oiga, hay que llevarlo al médico.

—Vamos a parar un carro que lo lleve al hospital.

La madre defendía que no era necesario, que el muchacho era epiléptico y ella sabía que la crisis pasaba en un rato.Otra vez un “que sí, que no; que no, que sí”, pero esta vez ganó el tumulto. Varias personas detuvieron un carro, y despacharon a madre e hijo hacia el hospital.

 En la tarde, cuando regresaba a mi casa, llovía con verdaderas ganas; una mujer que conducía una pequeña moto resbaló y rodó por el pavimento. Tampoco me es posible decir cuántos hombres que se desplazaban bajo la lluvia en bicicletas y todo tipo de motos, se detuvieron a socorrerla; finalmente la llevaron con su pequeño transporte a un portal. Allí quedaron ellos rodeándola.

Y yo, desde otro portal, me preguntaba si en otros lares del mundo se es así.

Me dio por recordar el hecho que en estos días recorre el mundo noticioso: una niña somalí de 13 años fue condenada por la “sharia” a morir lapidada en presencia de cientos de personas, luego de haber sido violada por tres hombres. No se necesita más para deducir los derechos femeninos en algunos países.

Claro que no somos una sociedad perfecta; ninguna lo es. Pero en esto de ser solidarios, nadie nos supera.  

Así somos; así se nos ha educado.  (Oslaida Monteagudo)  


Acciones

Information

2 responses

2 11 2008
Amparo

Tienes un premio en mi blog. Recógelo, está publicado el 1 de noviembre.

13 11 2008
Osmaira

Oslaida,me ha agradado mucho leer estas apreciaciones de nuestra cotidianidad. Te debo un enlace a mi blog para leerte más a menudo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: